Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 octubre 2009

Millenium


Millenium. Algunos dicen que ha sido el “best seller” del año (según la definición del Diccionario Collins “Best seller” es “éxito de librería”).

Otros dicen que por ser un “best seller” no puede ser un buen libro.

Los unos y los otros han discutido mucho sobre Millenium, la trilogía escrita por el autor sueco, Stieg Larsson. Éste falleció antes de poder asistir al debate sobre su novela.

Los unos: han deseado intimidad con el libro, han querido gozar con su lectura, no han  podido evitar dejar de leerlo, han hecho grandes colas para adquirirlo y luego poder degustarlo en la intimidad. Se han enganchado a sus personajes y a la trama y han pasado noches en vela. Y si, finalmente les ha quedado un vacío existencial tras leer el último tomo de la trilogía, pensando que nunca van a leer otra novela igual. Claro que es una sensación temporal, pero se quedan así…

Los otros: no les gusta la trama, les parece banal, no soportan ver a todo el mundo con el mismo libro (al compañero de trabajo, a su madre, a su hermano, al del bar, a la vecina del quinto, al empleado del quiosco y al guardia urbano, todos leyendo lo mismo). Creen que es una moda, opinan que no está bien escrito, que no es buena literatura. Algunos ni lo van a leer, porqué ya saben que no les gustará (pues gusta a todo el mundo).

¿Y que tiene que ver esto con el enamoramiento fisiológico? Pues está claro.

Los lectores “enganchados” a Millenium se han enamorado del libro.

Cuando nos enamoramos, el hipotálamo envía la orden a las glándulas suprarrenales para que produzcan las hormonas adrenalina y noradrenalina.

Estas sustancias provocarán aumento de la presión sanguínea y del ritmo cardíaco, estimulación del sistema nervioso central, dilatación de los bronquios y mayor lentitud de los procesos de liberación de grasas y azúcares para aumentar la capacidad muscular. Por último se liberarán más glóbulos rojos para mejorar el transporte de oxígeno por la sangre. Totalmente enamorados fisiológicamente.

Hay teorías sobre la responsabilidad de la feniletilamina en el inicio del enamoramiento. La feniletilamina es una amina neurotransmisora, semejante a las anfetaminas. Cuando nos enamoramos, la feniletilamina inunda el cerebro y éste responde secretando dopamina, que es otro neurotransmisor, relacionado con  la recompensa, la emoción, la atención y la euforia. La dopamina produce placer y satisfacción, aumentando la energía y el estímulo sexual. También segregamos norepinefrina y oxitocina, que parecen ser mensajeros químicos del deseo sexual.

El enamoramiento es como una droga, ya que al asociarse a intensas descargas de dopamina, produce euforia y placer. Es un proceso bioquímico que se inicia en la corteza cerebral, pasa a las neuronas, de aquí al sistema endocrino y da lugar a respuestas fisiológicas intensas.

Los paralelismos del enamoramiento y el “enganche” a Millenium son claros. Los síntomas del cóctel hormonal del enamoramiento serían los mismos que tiene el lector “enamorado” de Millenium: obsesión (Perturbación anímica producida por una idea recurrente que produce malestar y ansiedad significativos: no hay manera de apartar Millenium de nuestro pensamiento, se produce ansiedad cuando transcurre un tiempo sin lectura), irracionalidad (cualidad del quién carece de la facultad de la razón:¿porqué nos gusta tanto leer el libro si sé positivamente que tengo cosas más importantes que hacer?) y pasión (inclinación y preferencia muy viva por una cosa; en este caso esta novela).

Cuando se termina el libro, sólo nos queda la ilusión de encontrar otro, que aunque parezca imposible, nos guste más que el anterior.

Read Full Post »


Barcelona acogerá del 2 al 6 de noviembre, justo un mes antes de que se celebre en Copenhague la cumbre mundial del clima, una conferencia previa para ultimar las negociaciones. La cumbre de Copenhague debe decidir acerca de las acciones a tomar después de 2012, cuando expira el primer periodo de cumplimiento del Protocolo de Kioto. La decisión se ha tomado en la reunión que se está celebrando en Bonn hasta el 12 de junio en la sede de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC, en sus siglas en inglés). Los delegados de 192 países están trabajando para intentar alcanzar un acuerdo en la cita de Copenhague. Las negociaciones abarcan los nuevos compromisos para los países desarrollados, cuantificados y con plazos fijos, más allá de 2010, planes de adaptación al cambio climático, acuerdos financieros para ayudar a las naciones en vías de desarrollo y posibles incentivos para que éstas se comprometan a controlar sus emisiones.

Así, periodicos como El País informan sobre la futura cumbre de Copenhague y las reuniones previas para definir los objetivos de lo que pretende ser la continuación del protocolo de Kioto. ¿Pero que se va a prometer esta vez?¿También van a ser compromisos voluntarios como los de Kioto? Mirando un poco al pasado, la verdad es que el tema medioambiental estaba mucho mucho peor que ahora, y fue a partir de los años 90 que los gobiernos de diversos países decidieron ponerse de acuerdo para tomar cartas en el asunto. De ahí la cumbre del clima de Río de Janeiro en 1992 y posteriormente el Acuerdo de Kioto de 1997. Aquí se establece que los países desarrollados reduzcan en 2008-12 sus emisiones de efecto invernadero en un 5,2% como media respecto al nivel de 1990. Los países de la UE se comprometen a bajarlas un 8% (un reparto interno de la carga fija reducciones más significativas a varios países y consiente aumentarlas a algunos, como España en un 15%); Japón tiene que reducir un 7% y Estados Unidos un 6%. El Protocolo también determina tres mecanismos para ayudar a cumplir las obligaciones (el comercio de emisiones, y los proyectos conjuntos entre países desarrollados o entre éstos y los que están en vías de desarrollo).

Crecimiento de los niveles de dioxido de carbono en las últimas décadas

Crecimiento de los niveles de dioxido de carbono en las últimas décadas

Las iniciativas que se tomaron fueron muy esperanzadoras, pero no se quedaron en más que una declaración de intenciones que finalmente no aportaban ninguna mejora al estado ambiental, y no sólo eso, sino que además la situación ha ido a peor con respecto a 1997, y ¿qué mejor ejemplo que el caso español? En el protocolo de Kioto se establecía que España tenía derecho a aumentar sus emisiones de gases de efecto invernadero un 15% para 2012, pero resulta que con la industrialización de esta última década, el incremento ha sido superior al del 50%. ¿Y qué mecanismos hay para frenar esta contaminación? ¿qué se puede hacersi China y Estados Unidos aún no se comprometen a reducir sus emisiones?

Las investigaciones publicadas muestran que se llegará a un umbral muy peligroso del calentamiento global si el dióxido de carbono en la atmósfera excede una concentración de aproximadamente 450 partes por millón. Eso es equivalente a un aumento del 61 por ciento con respecto al nivel preindustrial de 280 partes por millón, pero sólo un 17 por ciento más que el nivel actual de 385 partes por millón. Iniciativas como 350.org proponen medidas y actos a nivel mundial para concienciar a la población y sobre todo a los gobiernos.

Read Full Post »


Introducción michael-jackson-wallpaper4

Viernes, 26 de Junio de 2009: nos sorprendemos con la muerte de Michael Jackson, al parecer causada por una sobredosis de tranquilizantes. No puede haber noticia más poderosa: artista fallecido; vida agitada, convulsa y controvertida; circunstancias de la muerte que alientan la polémica. Sobreviene lo esperable, lo previsible: un aluvión de crónicas, reportajes, vídeos y entrevistas. Gracias, o a pesar de ello, conocemos o reconocemos toda su historia: sus inicios en los Jackson Five, su éxito fulminante con Thriller, sus operaciones quirúrgicas, sus trastornos, sus juicios. Pero a uno, que siempre le inquietaron los talentos precoces, los niños consagrados, le sorprende un detalle que parece pasar sin importancia: Michael Jackson, entre otros dones, poseía uno en particular: MJ tenía oído absoluto. Y uno, que también es previsible, decide que es una buena oportunidad para indagar en ello. 

Así pues, 

 

Puente y Tema 

¿Qué es el oído absoluto? El oído absoluto es la habilidad de nombrar y reconocer estímulos auditivos aislados sobre la base de la nota misma sin ninguna referencia externa (1) .

Las definiciones se necesitan, pero generalmente los ejemplos se prefieren. El primer recuerdo que tengo de alguien con oído absoluto fue un concursante del programa ¿Qué apostamos?, ese espacio en el que los participantes trataban de sorprender al público con sus curiosas habilidades.

(también era el programa en el que solía acabar duchándose Ana Obregón, para mayor estímulo de las audiencias)

Uno de aquellos concursantes afirmó que era capaz de reconocer e identificar cualquier sonido, sin importar el instrumento del que proviniese, y sin necesidad de ninguna referencia. Es decir, que sería capaz de nombrar la nota que le hicieran sonar sin conocer ninguna previa (generalmente se usa el la) de la cual inferir la nota problema. Uno, que siempre tuvo grandes problemas de oído, no podía dejar de sorprenderse cada vez que el concursante acertaba: la bemol, do, re sostenido; tocados con un piano, una flauta, un xilofón. Fueron innumerables las notas que acertó. Y no sólo es que no cometiera ningún error, es que las respuestas eran inmediatas, es que no había ápice ni lugar para la duda.

Sin embargo, ante algo así, visto un viernes por la noche en la televisión, uno desconfía y lo aparta de sí. Se convierte en San Pedro y Santo Tomás: lo ve, pero como no lo toca, lo niega. 

Años más tarde uno se entera de que: 

No se sabe a ciencia cierta el origen del oído absoluto. Se cree que hay una importante influencia genética, pero también son importantes las condiciones ambientales. Así, parece que la preparación entre los 2 y los 4 años es especialmente relevante, siendo mucho más difícil su adquisición a pesar del entrenamiento a partir de los 5 años (2). Incluso se ha observado que las poblaciones con “lenguas tonales” (con un mayor intervalo de frecuencias en el habla) presentan una mayor proporción de personas con oído absoluto (3). 

Y empieza a creer.

 

“El número de vidas que entran en la vida de uno es incalculable” John Berger.

Sin embargo yo creo que debo conocer al menos a 40.000 personas. Me explico: el oído absoluto se estima que se da con una frecuencia de 1/10.000 (curiosamente 1/poster-concierto-piano20 entre los autistas). Y si creo definitivamente es porque yo conozco a cuatro de ellas. Uno es mi amigo J., a otros 3 los conocí un verano en unas clases de música en las que participé. De ellos dos eran gemelos (idénticos); la tercera era la hija de un conocido compositor. No se puede deducir, por tanto, la influencia de la carga genética o ambiental, porque los dos gemelos fueron seguramente expuestos a los mismos estímulos y porque ella, siendo hija de quien era, no sólo tendría la herencia sino también la educación precoz. El caso es que mientras la profesora tocaba al piano nosotros teníamos que identificar las notas, los ritmos, los tonos. Y mientras yo, con mi mediocre oído relativo, y tras saber cómo sonaba el la, me esforzaba en desentrañar si aquella melodía subía o bajaba, mientras incluso silbaba para intentar ayudarme, mientras pedía a la profesora una y otra repetición, mientras sucedía todo eso, aquellos tres habían completado el dictado a la primera, sin esfuerzo, y, sobre todo, sin fallo. 

Y terminé por creer.

 

¿Cómo funciona el oído absoluto?

No parece conocerse a ciencia cierta su funcionamiento. Se sabe que los estímulos auditivos viajan desde el oído interno hacia la corteza cerebral y que allí ésta cumple una doble función. Por un lado el hemisferio derecho se encarga de la interpretación melódica y de las frecuencias, mientras que el hemisferio izquierdo, más especializado en el lenguaje, asigna un nombre a dichas frecuencias, lo que inevitablemente nos lleva aquí. Se podría pensar que los dotados con oído absoluto tuvieran una mejor comunicación entre ambas áreas, pero lo único que se ha observado es que presentan un mayor e incierto desarrollo del lado izquierdo. Se deduce por tanto, como casi siempre se suele deducir, que se necesitan nuevos estudios.

oidoabsoluto

 

Curiosidades y pequeña coda

No se necesita poseer oído absoluto para ser músico, aunque algunos parece ser que sí lo tuvieron, como por ejemplo: Bach, Paganini, Tchaikovsky. Incluso Ana Torroja.

(me pregunto si en realidad conozco a bastantes más de 40.000 personas).

En realidad, lo que más se necesita generalmente es un buen oído relativo (es decir, la capacidad de identificar sonidos a partir de notas previas), especialmente para músicas de conjunto, donde uno debe apoyarse en el sonido del resto. Incluso puede tener efectos perjudiciales: algunos músicos con oído absoluto pueden tener más difícil el tocar en orquestas donde no se sigue una afinación estándar, por ejemplo. O incluso pueden sufrir molestias cotidianas, de hecho

no me lo podía creer cuando J. me decía que sufría con los sonidos de las ambulancias. Para él, más que sonidos eran palabras, y no hacían más que repetir “si, mi, si, mi” como una voz interior inevitable. 

Algo que también le ocurría a Charly García, un músico argentino, que decía: 

“¿Por qué en Madrid todas las bocinas están afinadas en mi?. Todas están afinadas en mi y eso me gusta mucho porque puedo dormir. En Buenos Aires están afinadas en la y no puedo dormir porque me pone nervioso.” 

Pero había otra cosa que le ocurría a Charly García, que contó su técnico de sonido, Marcos Sanz, y que puede llevar a otros caminos:

 

Coda final 

“Marcos Sanz contó que en una ocasión Charly le dijo: quiero saber cuál es tu resonancia, cuál es tu nota. Marcos se sintió extrañado por esta pregunta, por lo que el cantante le explicó: sí, mira, tienes que hacer una cosa: respira profundo, abre la boca. Y tras darle un golpecito le dijo: tú estás afinado en sol. Tu  caja torácica, tu caja de resonancia es sol, y eso es agradable para mí porque, por ejemplo, yo a los si no los soporto, a los que están afinados en si no los soporto”. 

*** 

 

Post-coda:

Fred Astaire, tras ver a Michael Jackson actuar en una gala de la Motown dijo que acababa de conocer al mejor bailarín del siglo XX. Buceo en sus vídeos de niño para ver si el talento era innato, si como yo creía el ritmo ya estaba y poco se podía hacer por trabajarlo. Si sólo era cuestión de cuidarlo y evolucionarlo. Si la herencia o el ambiente. Si debería dejar de una vez mis agotadoras clases.

Pero compruebo que apenas si se movía. Que por lo menos dos de sus hermanos eran claramente más naturales, que eran mejores que él. 

 

Por Jesús Méndez

 

 Referencias

1. (1982) «Absolute Pitch», The Psychology of Music, D. Deutsch (Ed.) edición, Orlando: Academic Press. 431-452.

2. Sakakibara, A. (2004). «Why are people able to acquire absolute pitch only during early childhood?: Training age and acquisition of absolute pitch.». Japanese Journal of Educational Psychology 52: 485–496.

3. Deutsch, D., Henthorn, T. y Dolson, M. (2004). «Absolute pitch, speech, and tone language: Some experiments and a proposed framework». Music Perception 21. 339-356.

 

 

Read Full Post »


Seguimos con el medioambiente. Hoy he leído en un periódico que casi 250 compañías aéreas deberán reducir el CO2. Esta medida, significa:” Ejecutar planes de control de las emisiones de gases invernado”. Sigo informándome sobre el tema y me pregunto….¿Cómo se va a llevar  a cabo este control?

Pues bien, cuando yo éramos niños (por lo menos cuando lo era yo), uno de los entretenimientos infantiles eran las colecciones de cromos (la liga de futbol, la serie de moda en televisión, tus animales preferidos). Tan sencillo y apasionante como la nueva propuesta de las directivas europeas sobre el “intercambio de cupos de CO2”. En lugar de cromos, cupos. Fácil. La aviación civil española se unirá en 2012 a los planes generales contra el cambio climático y se incorporará al comercio de emisiones. Si, “comercio de emisiones”, es decir, compra-venta de cupos de CO2 anuales. Si uno rebasa la cuota anual, tendrá que comprarla a otra compañía y esta información se hará pública. Por el momento se trata de un anteproyecto de ley, y establece que las compañías aéreas deberán informar sobre las emisiones que generan sus aviones, para que las que generan menos den un buen ejemplo a las demás (que gastarán a su vez, más dinero en cromos, es decir, en cupos de CO2).

Para más información:  http://tecnoenergiahoy.es/es/node/315

Continúo con los aviones, aunque me desvíe del medio ambiente. Parece ser que va a terminar el calvario de las llamadas  “medidas de seguridad” para el embarque de los pasajeros a la hora de coger un vuelo. El Ministerio de Fomento ha recibido tal alud de quejas de los usuarios (estamos hablando de unas 5.000 al año) que se ha decidido a “desabrocharse los cinturones”. O sea, que se va a reducir el control en las zonas de embarque y no tendremos que desnudarnos en los aeropuertos o por lo menos no tendremos que ir con zapato y cinturón en mano, despilfarrando el líquido de las lentes de contacto ni mostrar los calcetines a los empleados de seguridad cada vez que volamos. Pues si, parece ser que esta medida va a mejorar, a priori, nuestro estado nervioso.

Cierro el círculo ¿parece que los aviones van a preocuparse partir de ahora, de nuestra salud y de la de nuestro planeta?

Benditos aviones: reducirán el CO2, reducirán las molestias a sus pasajeros…¿reducirán también el número de maletas perdidas?

Read Full Post »