Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 marzo 2010


No soy vegetariana ni vegana, pero tampoco soy una gran aficionada a comer carne y pescado cada dia. Esta convicción va más ligada al gusto personal que a motivos ligados a la economia o al interés por el bienestar del planeta, aunque cuendo pienso en ello, me alegro de tener este habito.

En los documentales de por la tarde, que podia ver de pequeña y sigo viendo en la hora de la siesta si el horario me lo permite, nos muestran playas paradísiacas llenas de corales, peces, medusas espectaculares  y animales que son capaces de producir luz propia, pero hoy por primera vez he visto uno que a todo esto le sumaba otro animal curioso: el hombre, el pescador. Hablaba de como los poblados de miles de islas del Pacífico han subsistido durante generaciones a base de la pesca, y qué métodos utlizaban para asegurarse un buen manjar. Había opciones para dar y tomar, desde redes creadas con cañas a poblados enteros que cazaban en grupo acorralando a los peces y engañandoles para atraerles a la costa. Por otro lado tambien se mostraba una pesca bien distinta, con grandes barcos y redes kilométricas que podrian llegar a abstecer todo el Pacífico Sur con sus capturas.

Las principales causas de la disminución de los recursos pesqueros y de su sobreexplotación:

  • Demasiados barcos y pocos peces
  • Desde que se descubren nuevos caladeros hasta que se explotan sin contemplaciones transcurre cada vez menos tiempo.
  • Política pesquera de la Unión Europea: la UE ayuda a la flota pesquera europea con una cifra anual cercana a los 1.400 millones de euros. Según el WWF, gran parte de esa cantidad se invierte en incrementar la capacidad pesquera. Y si el principal problema de la flota pesquera europea es la sobrecapacidad, no parece muy lógico -según WWF- que el mayor montón de los Fondos Estructurales de la Unión Europea para la Pesca (Fondos IFOP) vaya destinado a la modernización y construcción de buques.

Problemas:

  • Los subsidios de la Unión Europea promueven que las flotas europeas salgan a pescar frente a las costas de países en vías de desarrollo. Esa pesca, que es a menudo no sostenible, representa una amenaza para las comunidades pesqueras locales que dependen de la pesca como fuente principal de alimento.
  • Capturas accidentales de mamíferos marinos, aves marinas, tortugas u otras especies que no son objeto de pesca.

El estudio OSPAR sobre el Atlántico Norte realizado el año 1999 puso de manifiesto que 40 de los 60 principales stocks comerciales estaban “fuera de límites biológicos de seguridad”. Entre las espécias amenazadas se enuentran algunas tan conocidas como el rape, el bacalao, el atún rojo, el lenguado y la merluza.

Los datos sobre la actividad pesquera actual resultan reveladores y preocupantes a la vez. El 60% de las especies comerciales más importantes del mundo están sobreexplotadas o agotadas, y sólo el 25% de los recursos pesqueros actuales se consideran constantes. Como consecuencia del crecimiento demográfico previsto, y si se mantiene el nivel mundial de consumo de pescado, se calcula que para 2010 las capturas deberán alcanzar los 120 millones de toneladas al año. Esto supone un sustancial incremento – de entre 75 y 85 millones de toneladas- respecto al decenio de 1990.

Soluciones: esperanza, habitos de consumo sostenible y el desarrollo de la acuicultura, que hoy por hoy ya produce una cuarta parte de la pesca total mundial.

Recomendaciones: comer para vivir y vivir para ver algun dia los paraisos tropicales en el estado en que los vemos hoy.

Por NPM

Anuncios

Read Full Post »